Medidas financieras para paliar la crisis económica del coronavirus

Fotografía tomada de artículo de empresas.blogthinkbig.com

Armando Briñis Zambrano*

Nadie se libra de las consecuencias del coronavirus. En El Salvador se han limitado las actividades y la movilidad de las personas, por lo que miles de micro y medianos empresarios están fuera de la actividad económica y sus trabajadores desempleados.

Según reportes de agencias de noticias, investigaciones académicas y otros análisis en las redes, la actividad de las y los trabajadores informales, la mayoría de la población salvadoreña, están en condiciones peores.

Habría que agregar que desde el momento que se sucedieron una serie de medidas para enfrentar la pandemia, el sector informal es el más golpeado y las garantías de un plan B, hasta el momento, se basan en el Plan del Ministro de Hacienda Nelson Fuentes, quien detalló que el plan de reactivación económica “incluye la apertura de créditos a bajas tasas de interés para micro, pequeña y gran empresas afectadas por la pandemia de Covid-19” por valor de 140 millones. Esperemos que este dinero sea mayoritariamente para esos empresarios que tanto lo necesitan.

Encontrar alternativas no es fácil

Los propietarios de pupuserías y restaurantes, que hasta antes de la pandemia, o no hacían entregas a domicilio, o no era su principal renglón, han empezado a enfrascarse en este tipo de economía, los salones de belleza y barberías armaron asesorías en las redes sociales y las tiendas de calzado y ropa, venden a través de páginas de internet lo que pueden.

Sin embargo, no pocas actividades quedaron sin alternativa posible.

Fue por eso que miles de trabajadores informales optaron por desistir de la idea de mantener en pie su negocio y ahora miles de salvadoreños esperan a que la situación mejore y se reinventan en el día a día la manera de estirar los ahorros. El propio plan defendido por el ministro de Hacienda señala que para este sector mayoritario de la economía del país se destinarían 100 millones de dólares,

En tanto, el gobierno entrego 300 dólares a las familias con menos recursos económicos, y el plan del ministro Fuentes destinaria 50 millones de dólares de ayuda; pero se desconoce si habrá una política sistemática para estimular a las familias de bajos recursos.

Apuntemos que el Presidente Bukele ha reiterado que la prioridad es cuidar la salud y la vida de los salvadoreños, y si bien está de acuerdo con darle un empujón a la economía a partir del aprobado paquete de 1000 millones de dólares por la Asamblea Legislativa, ha declarado que no cederá ante lo que considera interferencias en la administración de la situación de pandemia.

Hoy en día es posible que solo la gran empresa logré sobreponerse a la situación actual, y esperemos que no como siempre ha ocurrido en el pasado, a costa de los trabajadores, una parte desempleados y otros con salarios mínimos.

*Doctor en Ciencias Históricas. Director de Investigaciones de la Universidad Luterana Salvadoreña.